Le suplantaron la identidad para vender su lote

Con una foto sobre su cédula defraudadores vendieron el lote de Teresa Tovar, quien se encuentra interdicta.

Una fotografía sobrepuesta en la cédula de Teresa Tovar Mosquera, quien padece problemas mentales, fue utilizada por una presunta red de defraudadores para vender un lote de la mujer, ubicado en un sector exclusivo del oriente de Neiva.

Teresa Tovar desde 1998 es la propietaria del lote y de la noche a la mañana de lo vendieron con una cédula falsa.

Teresa Tovar desde 1998 es la propietaria del lote y de la noche a la mañana de lo vendieron con una cédula falsa.

La defraudación quedó al descubierto cuando el predio, ubicado en la manzana LL-1 de la Calle Séptima con Carrera 25 en la urbanización La Gaitana, pretendió ser vendido a su dueña.

Según la denuncia instaurada por Tovar Mosquera ante la Fiscalía, el lote lo adquirió desde el 31 de mayo de 1998 y nunca lo ha vendido como aparece en la escritura pública número 3.226 realizada en la Notaría Tercera de Neiva del 25 de septiembre de 2012.

La defensa de la mujer señaló que la escritura de la venta del lote aparece la firma de la mujer como vendedora y comprador Samuel Ramiro Garzón Castañeda y María Inés Sánchez Falla.

“Crearon una cédula de ciudadanía falsa, porque la fotografía que aparece en el mismo documento no corresponde a la señora Teresa Tovar”, dijo el abogado defensor en la denuncia.

Añadió que la misma cédula fue utilizada en la “presentación personal ante el Notario Tercero de Neiva en la firma de la escritura pública 3.226 del 25 de septiembre de 2012”.

 

‘Tiene problemas mentales’

La defensa de la mujer aseguró en la denuncia que ella no podía efectuar la supuesta venta del predio, toda vez que no está facultada para realizarlo. “Teresa Tovar no puede realizar dicha tradición de ese lote por cuento se encuentra en proceso de interdicción en el Juzgado Primero de Familia…”.

Añadió además que la mamá de su cliente fue nombrada como su curadora, “lo que la imposibilita para realizar dicha compraventa”.

El registrador (e) de Instrumentos Públicos, John Fabio Álvarez Rivera, sostuvo al abogado defensor de la mujer que la cancelación de la matrícula del lote era improcedente. “En el momento que se declaró interdicta a la señora Teresa Tovar, debió haberse registrado la declaratoria con los respectivos folios de matrícula inmobiliaria de los cueles ella fuera titular”, sostuvo el funcionario al responder la solicitud del abogado.

 

Foto: Julio Aya