Asesinato de escolta habría sido pasional

El escolta Bladimir Flórez Ramírez, asesinado en San Vicente del Caguán (Caquetá), será sepultado en el municipio de Palermo. El crimen al parecer fue pasional.

 

OLE, Neiva

 

Un crimen pasional sería la causa del asesinato de Bladimir Flórez Ramírez, quien se desempeñaba como escolta del concejal del municipio de San Vicente del Caguán (Caquetá), José Alirio Tunjano.

Esta es la más fuerte hipótesis que manejan las autoridades, por el modus operandi de los sicarios. “Lo atacaron por la espalda y no le hurtaron la pistola nueve milímetros que portaba”, dijo una fuente oficial.

Flórez Ramírez, oriundo del municipio de Palermo (Huila), fue asesinado en la noche del sábado anterior cuando se encontraba con su novia en un parque en cercanías al barrio El Jardín en el municipio de San Vicente.

“Las investigaciones se centran en un ataque directamente contra él y queda descartado que el atentado haya tenido algo que ver con el concejal José Alirio Tunjano, a quien escoltaba”, dijo el comandante de la Policía en el Caquetá, coronel José Elías Baquero.

Flórez, de 29 años de edad, fue recibió cinco balazos en la cabeza y la espalda. “Todo avanza por buen camino y se tiene claro la participación de dos personas en este ataque”, manifestó el oficial al precisar que se esta entrevistando a las personas que estaban a la hora del homicidio en el sector.

Bladimir, asignado al esquema de seguridad del concejal Tunjano por la Unidad Nacional de Protección del Ministerio del Interior, deja huérfana una niña menor de edad. “Él convivió con una mujer con la que tuvieron la niña, se separaron y hoy en día tenía una relación con una joven”, señaló un allegado.

La novia del escolta resultó herida en el ataque por lo que fue trasladada al centro asistencial de San Vicente del Caguán de donde la remitieron a la Clínica Medilaser de Florencia.

En el barrio Fátima en el municipio de Palermo los familiares Flórez Ramírez esperán el cuerpo sin vida para velarlo y darle cristiana sepultura.

 

El escolta Bladimir Flórez fue asesinado de cinco balazos.